Jean Paul Gaultier relanza la alta costura con modelo de colaboración

Jean Paul Gaultier relanza la alta costura con modelo de colaboración

Chitose Abe

Chitose Abe de Sacai, se confirma como la primera diseñadora en crear una colección de alta costura para la marca en julio de 2020.

Se pregunta la crítica: ¿Está la alta costura lista para un ciclo exagerado?

Cuando Jean Paul Gaultier anunció su salida de la alta costura en enero pasado, el diseñador francés dijo que la casa de alta costura continuaría con un nuevo concepto que aún no había sido desvelado.

Jean Paul Gaultier

 

Pero fue que al llegar marzo, el nuevo modelo de negocio fue presentado, al mismo tiempo que la marca anunciara que cada temporada, se iba a invitar a un nuevo diseñador para que creara su colección de alta costura. Y finalmente se supo: fue elegida  Chitose Abe, la fundadora y directora creativa de Sacai, para el otoño / invierno 2020 que según se prevé será en julio.

Gautier afirma que “la idea de que diferentes diseñadores interpretaran una marca de alta costura surgió en los años noventa para una casa de alta costura parisina que se encontró sin un diseñador”, para lo cual después de la elección de Chitose Abe le dará máxima libertad.

 

La modelo marca el primer matrimonio entre la alta costura y las colaboraciones de diseñadores, que se han infiltrado en todos los niveles de la industria de la moda durante la mayor parte de las últimas dos décadas.

 

Hay que recordar el caso de Karl Lagerfeld que iniciara la tendencia de colaboración de minoristas de alta moda y rápida en 2004, al diseñar una colección para H&M, lo que se ha convertido en un modelo de negocio que ha sido seguido por iniciativas similares en minoristas como Topshop, Uniqlo y Target.

El aumento de la popularidad de streetwear y su modelo de caída probado, que impulsa la demanda a través de la escasez y la capacidad de recolección, ha impulsado las colaboraciones entre marcas como Supreme y marcas de alta costura como Louis Vuitton.

Acuerdo Nike-Sacai

 

Abe tampoco es nueva en colaboraciones. Su marca japonesa se ha asociado con Nike, Birkenstock, Pierre Hardy, el joyero danés Sophie Bille Brahe y el tatuador de Los Ángeles, Dr. Woo.

Otras marcas se suman

También han sido otras marcas las que han comenzado a cambiar de diseñador estacionalmente.

Helmut Lang lanzó sus “editores en residencia” rotativos en 2017, comenzando con Isabella Burley y Alix Browne, quienes llamaron a los diseñadores Shayne Oliver y Mark Thomas, respectivamente.

Modelos vs. directores creativos

La marca italiana Pucci anunció que seguiría un modelo similar, lanzando una serie de colaboraciones de invitados en lugar de nombrar un nuevo director creativo.

El lanzamiento de Genius

Moncler ha desarrollado su propia versión de colaboraciones con el lanzamiento de Moncler Genius en 2018, un modelo de lanzamiento que ha visto a la marca de ropa exterior lanzar colecciones con Pierpaolo Piccioli, Craig Green y JW Anderson de Valentino.

Genius, que todavía representa un poco menos del 10% de las ventas, ha revitalizado la imagen de la marca.

Revitalizar el valor de la marca

El director de operaciones y marketing Roberto Eggs afirmaba a unos expertos del sector que “lo que queríamos era aumentar la conveniencia de la marca y no maximizar las ventas”.

El rendimiento general de la marca parece haberse beneficiado de un efecto beneficioso: las ventas de Moncler aumentaron un 15% a 1,62 mil millones de euros en todo el año 2019, en comparación con el año anterior.

Para Jean Paul Gaultier, un modelo de colaboración podría tener un efecto similar. El diseñador francés sigue siendo un favorito en la industria de la moda, pero el cierre de sus operaciones de prêt-à-porter en 2014 sugirió que la línea podría haber tenido dificultades con la rentabilidad.

El conglomerado español de belleza Puig, que compró una participación mayoritaria en la marca en 2011, no revela los resultados de la marca, aunque según información financiera de Hermès, anterior propietario de Jean Paul Gaultier, en 2010 la casa recaudó 24 millones de euros en ingresos, un aumento del 5% sobre 2009.)

A la alta costura a menudo se la conoce como líder de pérdidas, pero su valor creativo sigue atrayendo diseñadores e inversiones de las marcas.

Balenciaga está reingresando al negocio en julio después de una pausa de 52 años, una medida que el director creativo Demna Gvasalia ha definido como un “deber creativo y visionario”.

Balmain y Givenchy ya relanzaron sus líneas de alta costura en 2018, y Celine ha anunciado planes para expandir su oferta de alta costura bajo Hedi Slimane.

Ralph Toledano, presidente de Chambre Syndicale de la Haute Couture

 

Según Ralph Toledano, presidente de Chambre Syndicale de la Haute Couture, el sector también ha sido testigo de un cambio generacional con clientes cada vez más jóvenes y “no iniciados”.

Público más joven

Trabajar en equipo con diseñadores tan solicitados como Abe, conocido por sus referencias militares y utilitarias y siluetas híbridas, podría atraer y retener a un público más joven en la casa de alta costura.

Ralph Toledano en declaraciones a Vogue dijo que “para mantener una mano en el futuro, las marcas están aprendiendo a saber comunicarse con los millennials”

Un modelo de colaboración de alta costura podría ser el lenguaje que están buscando para capturar a los millennials ricos que ya se utilizan para derrochar en las últimas colaboraciones de moda y streetwear.

No Comments

Post A Comment