¿Cuáles fueron las líneas maestras de la moda a nivel global en 2019?

¿Cuáles fueron las líneas maestras de la moda a nivel global en 2019?

Los drivers en 2019

El medio ambiente, los cambios en la cadena de suministro, el tamaño y la tecnología son los cuatro temas principales en la última edición de Global Fashion Drivers, creada por Mds y patrocinada por Everis.

 

Everis junto con Modaes.es ha presentado el informe que evidencia cómo la industria internacional de la moda ha adoptado nuevos líneas de comportamiento para afrontar los importantes desafíos del sector

Se señalan algunas palancas de crecimiento en las que el sector se apoya, pero que deben abandonarse para adoptar otras.
Por cuarto año consecutivo, el informe Global Fashion Drivers, muestra el fuerte dinamismo en la industria global de la moda, un sector en el que la velocidad de los cambios se iguala a la de la generación de nuevas colecciones.

Las preguntas por tanto que pueden formularse son:
– ¿A qué velocidad se mueve la moda?
– ¿Cuáles son los principales impulsores de la industria?

La personalización, la reducción de precios, la sostenibilidad, la reorganización de la red de tiendas y el compromiso total con Rfid son algunos de los impulsores del negocio de la moda, que se encuentra en medio de un escenario de incertidumbre marcado por la incertidumbre política y económica.

El documento se basa en el análisis de la información publicada por una muestra de las cien empresas más grandes y representativas del sector de la moda en el mundo.

¿Cómo se elabora el estudio?

Mds envía a las empresas un cuestionario completo que resume las áreas clave de sus operaciones.
Las 4 áreas principales

El medio ambiente, los cambios en la cadena de suministro, el tamaño y la tecnología son las cuatro áreas principales en las que se pueden incluir las diez tendencias macro que marcan la evolución del sector.

¿Cuáles son los diez Global Fashion Drivers de 2019?

El 22 de marzo de 2018 se marcará en el calendario como el comienzo de una de las grandes batallas del comercio internacional en la historia: la guerra comercial entre China y los Estados Unidos, para lo cual es necesario que no haya un enfrentamiento comercial entre las dos principales potencias del globo.

El sector moda está muy globalizado, por lo que la inestabilidad comercial genera una gran incertidumbre.

En seis de cada diez informes del año fiscal 2018 de los gigantes de la industria, se hace referencia explícita a la incertidumbre en la que se desploma el escenario económico mundial y la dificultad para hacer pronósticos de crecimiento a corto y mediano plazo.

 

Alrededor del 22% de los operadores mencionan claramente la guerra comercial entre Estados Unidos y China como uno de los frenos del comercio exterior y el 32% de las empresas, en cambio, apuntan a la volatilidad de la moneda.

 

Las compañías han hablado en voz alta y compañías como PVH, VF, Tapestry, Saphilo, Gap o Levi Strauss han pedido al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que ponga fin al aumento de tarifas, que penaliza al sector.

Esta situación de inestabilidad global ha hecho que los gigantes de la industria de la moda reorienten su estrategia de expansión internacional.

En 2018, el 38% de las 100 principales empresas de moda del mundo abrieron nuevos mercados, en comparación con solo el 8% de las empresas que optaron por retirarse a uno.

Del número total de empresas que abrieron nuevos mercados, el 47% optó por mercados maduros.

Oxígeno para permanecer en el juego: refinanciaciones de moda

Incertidumbre. Promociones Desaceleración del consumo

Auge del comercio electrónico. Estos y otros elementos han impactado en la evolución de la rentabilidad de los minoristas más grandes del mundo. Alrededor del 32% de los gigantes de la moda redujeron sus ventas en 2018 y el 22%, sus ganancias.

Este hecho ha resultado en un número significativo de compañías que tienen que hablar con los bancos para analizar sus pasivos.
El 19% de los gigantes de la industria de la moda han refinanciado su deuda en el último año y cuatro de cada diez empresas han activado un plan de reducción de costes.

 

Mothercare, Kiko Milano o OVS optaron por refinanciar su dedua en el último año
En España, El Corte Inglés, uno de los grandes almacenes más grandes del mundo por ingresos, fue una de las empresas que se enfrentó a una importante reestructuración de sus pasivos, que alcanzó los 3.600 millones de euros.

No Comments

Post A Comment